dijous, 26 de juny de 2008

Salida martes 24 SANT JOAN

Después de una noche mágica para muchos, lo digo más que nada para los que sabemos que somos unos petardos y esa noche nos encontramos en nuestra salsa, se presentaba una salidita de carretera con un día caluroso por delante, la salida que nada menos era a las 8:00 de la mañana, que después de una verbena ya me dirás, se presentaban los siguientes participantes , uno ….. el Pipo, dos …… el Mont, tres …. el Jaume, cuatro ….. el Albert (molsa), cinco ….. el Nava, cinco chabalines que pasarían por Calonge “la ganga”, La Bisbal, Santa Paiaia, Cassa, Caldes y pa Santa Cristina, unos 80 kilometros aprox., el comienzo estuvo protagonizado por las ganas de Mont y Albert que tenían ganas de gresca, y un Jaume (el carnicero de Santa Cristina, joder que miedo), que se encabezonaba con ellos a darle ritmo, por detrás un Nava desolado y su novia Pipo que le hacía compañía, Pipo llego a preguntarse si estaba echo polvo a lo que Nava le dijo tranquilo no eres el único, y uniéndose de la mano subieron solos La ganga, claro subieron solos, por que los otros tres ya habían desaparecido, bueno, bueno, una vez bajada la ganga, paramos a que pipo perdiera un poco de peso orinando y con mucha calma fuimos cogiendo a los tres que se habían ido, lógico los cogimos por que nos estaban esperando, bueno todo transcurría muy bien, las piernas comenzaban a encontrar su sitio, la coca de la noche, me refiero a la de comer, que ya nos conocemos, empezaba a desintregarse, y comenzaban las primeras bromas del día, cruzábamos la Bisbal y nos adentrábamos en la gran recta que nos llevaría hasta la subidita de Santa Paiaia.

Justo allí, si en el comienzo de la subidita, Pipo decidió atacar, levanto su cuerpo y CRAS ¡! Ostión del quince, increíble, todos quedamos anonadados, Nava que iva detrás de el fue el primero en llegar y sacarle la bicicleta de entre las piernas, lo había visto caer y la caída se presentaba sería. Ante las primeras tomas de contacto, vimos que las dos rodillas estaban marcadas con sangre y hematoma, al mismo tiempo, y las quejas más grandes venían de la mano izquierda, la cual no llegaba a cerrar, múltiples contusiones y arañazos en brazos y sobre todo preocupación, ya que uno esta en plena temporada y no esta como para poder faltar al curro, pero bueno lo importante es que estubiera bien. Una vez que tubimos todo bajo control, revisamos la bicicleta y vimos que la rueda de atrás se había salido, debido a que el día anterior, se había cambiado el tubular y no se collo bien, lo que origino que al subirse en la bicicleta de pie para encarar el puerto, ejerciera mucha más presión en el pedalier y arrastrara con la cadena los piñones hasta sacar la rueda, la cual se clavo y hizo que pipo saliera despedido por delante de esta, como si de un caballo se tratará, la caida fue muy aparatosa.

Una vez, todo arreglado, nos dispusimos a afrontar el puerto, muy despacio, y al llegar arriba Pipo, tubo que llamar a su mujer, para que se lo llevará en coche, ya que le era imposible continuar, las fotos que os mostramos son de la parada que hicimos en el lugar de recogida, una vez en el coche, los otros cuatro acabamos el recorrido, pero como que ya no es lo mismo, acabamos y ya esta.

Os comunico que Pipo esta bien, aunque después de unos días, comienzan a surgir dolores en otros sitios, preocupante uno en la rodilla, que esperemos no sea nada.

Desde aquí toda la escoleta desea que estés pronto entre nosotros y te mejores, campeón.

Estas fotos, solo quieren romper un poco, con lo que fue, un día jodido, más para el que cayo, que para los que continuamos. Pero pongámosle un poco de gracia al asunto no?

Justo cuando llegamos para esperar la recogida de Pipo, escogimos este lugar por ... en fín por que había mucho espacio para dejar las bicis.


Aunque el dolor se lleva por dentro, este hombre es de acero, y aunque sea "cule" el blanco le pega muy bien.

Uno de los desenlaces del día.

Ya llega la ambulancia.

El señor Mont, cargo con amor el amasijo de hierros en el coche.

Antes de marchar, nuestro amigo Albert (Molsa) le dijo a Pipo si quería tetita.

Y este no se lo pensó.

Por cierto no os recuerda Jaume a algún superheroe, aunque no lo parezca estaba echando un pis sin aguantarsela. Jodeeeeeeeee!!!!!


Bueno, fuera cachondeo, lastima de día, pero la cuestión es que todo acabo en un susto.
Agur escoleteros.

2 comentaris:

radial-man ha dit...

Tengo que decir que me dormi y decidi ir por llagostera hasta cassa i st pellaia asi encontraria al peloton....una vez arriva encontre( bueno,vi pasar)al padre pipo(que por informaciones posteriores he descbierto que estaba haciendo un CRONO)que no se paro....mas tarde ya en cassa tope con el Collados que me dijo que habia 5 de los mios con averia..bueno volvi para casa....otra vez sera...

Anònim ha dit...

Eso son compañeros ..........