dilluns, 2 de juliol de 2012

Aún seguimos vivos ...

Tras el anochecer la calma, días de continuo asedio, hace días que mande marchar a uno de nuestros mejores hombres, con la garantía de conocer el terreno, solo el, podía responder a la propuesta que le encomienda en su momento la mano derecha del Rey, llevar noticias a Castell d'Aro de que hace días que Santa Cristina esta asediada por el enemigo, que con prisas bastas, manden formar levas, para intentar contrarrestar el asedio que hasta el momento se aguanta con garra y valor, pero que estas desaparecerán pronto, los víveres son escasos y estos merman al más grande de nuestros guerreros, son muchas las bajas y la sangre presta el color a las murallas, necesitamos ayuda pronto, si la respuesta no es inmediata, nuestras cabezas adornaran pronto las almenas ... ... seguirá.

Uno se preguntará a que viene esto, bien, ni yo lo se, pero es lo que me sale. En la ciudad de la Escoleta Btt, hace tiempo que cabalgamos juntos, y nos gusta dirigirnos a nosotros mismos de una manera diferente al resto, nuestro Rey, el hombre que tira del carro, Pere el Druida, Manel manostijeras, etc, etc. Cada día me divierto más cuando cabalgo junto a estos hombres, me falta uno, que últimamente se ha dado a las malas artes de quedarse en casa, argumentando de que una flecha le hirió el tobillo, bang !! bobadas, solo debe de dejar de correr por el bosque en busca de no se que, y cabalgar con canondale o santa cruz, sus caballos, que últimamente solo engordan en las cuadras. Sir Google, te esperamos, al igual que la fiesta que prometiste en tu nuevo castillo, y que no se si por falta de monedas de oro, no puedes celebrar, pero que si es por eso, el Rey gustoso te las prestará.

Hace semana que estamos impartiendo cera por los bosques del Baix Emporda, nuevos corrioles y salidas espectaculares están logrando que lo pasemos en grande, tanto el Rey Piporro, como Manel manostijeras, están dejándose la piel haciendo lo imposible por que el Maps Google no acabe nunca de reformar los mapas próximos al Baix Emporda. Nuevos descubrimientos, como un yacimiento de agua de hierro, adornado con un nuevo corriol que esta por formar pero que pronto podremos disfrutar. Don Conchillo de Sant Feliu, también ha ido enfermando con esta la llamada enfermedad del corriol, y aunque no lo reconozca cada día es más escoletero, aunque le cueste vestir los colores de guerra de la escoleta, pronto se decidirá por vestir los maillots escoleteros, estoy seguro de ello. Nuestro Druida, Pere, cada día esta más ameno con su gracia, recuperado pues de sus malos momentos, ahora reina la felicidad en su aurora, esta hace que todos nos sintamos más alegres, por que ver al Druida recogiendo sus plantas es lo que más nos llena.
Nos faltan muchos más guerreros, pero me cansé de escribir, los tiempos que corren no dan para más y hay otras cosas que me llaman, y no es la atención, si no otras cosas que debo atender, sin rechistar, ha día de hoy el Clan de la Escoleta, sigue muy vivo, y gracias a quien quiera que sea, nos lo pasamos en grande, mama te quiero. Hasta pronto.